1973
La Comunidad Siervos de Cristo Vivo, tiene su origen remoto en el año 1973, cuando el Señor llama a las tres personas que serán luego los fundadores, a tener una experiencia personal de su amor en el mismo año. El Señor llamó a María el 18 de Enero, cuando el P. Jaime Burke la bautizó en el Espíritu Santo. El P. Emiliano recibi�� sanación en el Hospital Laval, en Québec, a fines de julio cuando oraron por él cinco laicos. El 24 de Septiembre, recibió su “Bautismo en el Espíritu Santo”. A finales de año, Evaristo empieza a asistir a un grupo de oración en Nagua.

1974
El Padre Emiliano, volvió a la República Dominicana el 9 de Julio de 1974, y comenzó a trabajar en Nagua en la Renovación Carismática, con Evaristo, haciendo un equipo de predicación. A la vez, empezó a desarrollar su Don de Sanación. Mientras tanto, en España, John recibió el Bautismo del Espíritu Santo el 27 de Agosto, y Nidia en el Pentecostés el 19 de Mayo del año 1976.

1975
El Señor llama a María a ser “una luz en el mundo” en el año 1975. Cuando ella le pregunta cómo lo hará si no conoce a nadie en el mundo. Él le responde: “Ese no es tu problema sino el mío”. Es claro que ya allí, el Señor tenía marcado el futuro de la Comunidad. A Evaristo, más tarde le dirá: “Ocúpate de mis cosas que yo me ocuparé de las tuyas”. En Junio, el Padre Emiliano se trasladó a Pimentel para suplir temporalmente al párroco que se iba de vacaciones, y ocurrieron las cinco famosas reuniones de los miércoles 18 y 25 de Junio, y 2, 9, y 16 de Julio, de las cuales escribió en el segundo capítulo de su libro“Jesús está vivo”.

1976
El Se��or los une por primera vez como equipo en Enero del año 1976 en Venezuela durante el ECCLA IV, celebrado en Caracas. La historia es la siguiente: Los tres habían sido nombrados como delegados junto con varios dominicanos. Al llegar al aeropuerto P. Pedro Drouein (msc) (dirigió la RC en Venezuela, encargada de organización de ECCLA) se acercan al P. Emiliano para rogarle que ofrezca el servicio de sanación, pues el Padre Francis McNutt, el sacerdote que supuestamente iba a dar ese servicio, estaba imposibilitado de asistir. El padre Tardif, acepta y pide la ayuda de 4 personas más, entre los que estaban Evaristo, y María.

La gente del ECCLA no nos conocía y se sentían un poco defraudados por la falta del otro sacerdote, pero algunos vinieron a pedir oración. Todavía recordamos con emoción, el poder tan grande que el Señor nos dio durante esos días. Parecíamos como diría Emiliano “tres teléfonos con una sola línea de la unión en el Espíritu, que surgió entre los tres”. Fueron tantas las bendiciones, que se regó la voz entre los delegados de los pa��ses, y muchos vinieron para ser ministrados con grandes frutos como efecto de la oración.

Allí, los delegados, responsables de la Renovación en los diferentes países de Latinoamérica, nos conocieron y comenzaron las invitaciones “al P. Emiliano y su equipo”.

1977
En Julio del año 1977, asistimos por primera vez los tres a Kansas City, EE.UU., al primer Encuentro Carismático Ecuménico del mundo, con una asistencia de 55,000 personas. Nos invitaron a compartir con la gente de habla hispana. Es la primera predicación como equipo.

1978
Al año siguiente, fuimos invitados a Miami, Florida, pero esta vez nos acompañ�� Yolanda, quien ya se había unido al equipo de predicación. Por ese tiempo, el Señor transformó a Humberto, quien luego de unos años participaría junto con el grupo, predicando retiros al igual que Pura.

1979
En el corazón de los que trabajaban juntos, se iba haciendo cada vez más clara la idea de la necesidad de la fundación de la misma. El día 2 de septiembre de 1979, en Quito, Ecuador, saliendo de la Iglesia de los Jesuitas. El Señor le dio a María, la luz del nombre que debería llevar la Comunidad: “Siervos de Cristo Vivo”. Unos días antes, habían estado hablando con Monseñor Uribe de la necesidad que sentían de su formación.

1980
Al volver de Ecuador y Colombia, el 30 de Julio de 1980, hacen el primer retiro juntos, con vías de integrarse más como equipo de predicación. Este retiro fue predicado por el P. De la Rosa y asistieron el P. Emiliano, Evaristo, Yolanda y María. Tuvo lugar en Samaná. Allí ya estuvo clara la necesidad e inminencia de la fundaci��n.

En mayo del año 1981 estuvimos en Madrid, España y allí conocimos al matrimonio de John y Nidia Fleury. Se iniciaba con ellos una relación que daría como resultado que el Padre Emiliano les invitó venir a cooperar en el trabajo de que se hacía con miras a formar en el futuro la Comunidad.

Ocurrió así: El nuevo Arzobispo de Santo Domingo, Monseñor Nicolás de Jesús López Rodríguez, tomó posesión de la Arquidiócesis el 16 de Noviembre de 1981. El día siguiente llegaron Nidia y John a la República, para pasar las fiestas de Navidad con la familia de Nidia.

El 23 de Noviembre de 1981 (fiesta de Cristo Rey) participaron con nosotros en el Segundo Encuentro Carismático Nacional en el Centro Olímpico, dando el testimonio de su vida en España. El nuevo Arzobispo Monseñor Nicolás estaba presente, y tuvieron la oportunidad de saludarle.

El 8 de Diciembre (fiesta da la Inmaculada) Monseñor Nicolás estaba celebrando una Eucaristía en el Colegio Quisqueya. Nidia y John, se le ofrecieron en sumisión. Monseñor Nicolás, sabiendo que conocieron al Padre, les dijo”¿Por qué no hablan con el Padre Emiliano? Él sabrá mejor que yo, de una parroquia, que pueda usar a una pareja comprometida”.

Así, que la semana siguiente, fueron a buscar al Padre Emiliano en la parroquia de San Pablo, en La Romana. El Padre, estaba como siempre, muy efusivo, y habló mucho del Encuentro Nacional recién pasado. En fin, les preguntó porqué estuvieron allí, y le contaron lo que había dicho Monseñor Nicolás.

Como si fuese sin pensar, en seguida el Padre Emiliano contestó: “Ustedes no van a ninguna parroquia, ��Ustedes van a quedarse conmigo!” Y en las próximas horas compartió la ilusión de los tres, Evaristo, María, y él, de formar una comunidad de laicos dedicada a la evangelización.

Salieron de la parroquia aquella tarde, con la invitación de venir a la República, para ser, no tanto fundadores, sino la zapata de la nueva Comunidad. Así, que el 12 de enero de 1982, volvieron a España, para cerrar el apartamento y organizar la mudanza.

1982
En el mes de Julio de 1982, llegan al país los esposos Fleury, y van a vivir a La Romana, integrándose al trabajo de evangelización. También, coopera activamente Emenegilda a través de la parroquia de San Pablo, en La Romana.

27 y 28 de Noviembre de 1982
Finalmente, se ponen de acuerdo para dejar formada la Comunidad ¨Siervos de Cristo Vivo¨, y se reúnen en Samaná los días 27 y 28 de Noviembre de 1982, para juntos hacer un retiro y pedir al Señor que les hablara.

All����, quedamos como los integrantes primeros: P. Emiliano Tardif, Evaristo y Yolanda Guzmán, María Armenteros, John y Nidia Fleury, Pura Deogracia y Emenegilda Almánzar.

Se decide empezar el ministerio de casetes y venta de libros en los retiros, para lo cual entre todos aportan la cantidad de RD$ 10,000, para comprar el auto y los diferentes aparatos eléctricos, as�� como los primeros libros.

El mes siguiente, John fue a Puerto Rico para aprender el ministerio de casetes con Wilfredo Grajales, y adquirir los equipos.

1983, Enero
Por vez primera se llevó el ministerio de libros y casetes a una actividad – un retiro dado por el Padre Jaime Burke en la Casa San Pablo, Santo Domingo.

Hogar Paz
Una de las conclusiones del retiro, fue el buscar una casa en Santo Domingo, para que en Enero de 1983 los Fleury la habitaran, y fue esta la casa de la Comunidad.

En todo vimos la mano del Señor, pues, se consiguió muy fácilmente y comenzó a funcionar la casa en la Calle Max Henríquez Ureña, Los Prados. Con la autorización del Sr. Arzobispo Nicolás de Jesús López Rodríguez, se dejó el Santísimo Sacramento en la capilla.

Nuevos miembros
Los nuevos ministerios, tienen una gran aceptación de parte de los grupos. Los miembros de la Comunidad, notan la cooperación tan llena de amor y servicio de los hermanos Jochy y Tati Veras y Samia Abkarian. En la próxima reunión, se propone invitarlos a formar parte de la Comunidad creciendo así el número a 12 personas.

La Providencia
Algo muy marcado desde el principio, es la providencia de Dios para satisfacer las necesidades de los diferentes ministerios y de las personas dedicadas al trabajo de la Comunidad. Numerosos los testimonios de momentos, en que se necesitaba una cantidad de dinero específica que de algún modo llegaba hasta nosotros. Cabe notar, aquel de cuando una persona daba la cantidad notable de RD$ 5,000. Por esos días, John había tenido un accidente en que el auto quedó en muy mal estado. Cuando se mandó a arreglar, la cuenta del mecánico ascendía a la misma cantidad donada.

El Señor atendía nuestras necesidades.

Nuevos miembros
En febrero 26 del año 1984, se celebra el segundo retiro de la Comunidad, en el cual son aceptados seis nuevos miembros, a saber Víctor y Beatriz González, Alexis y Elba Camilo y José Román y Lina Román, elevándose a dieciocho el número de miembros.

Radio
En el mes de noviembre de 1984, comienza el ministerio de la evangelización por radio, concediéndonos dos programas semanales por Radio ABC, que estarán a cargo de John y Nidia Fleury. Por las cartas recibidas, así como por las llamadas, comprendemos el fruto de esta evangelización.

Nuestra propia Casa
A medida que van pasando los meses, los miembros de la comunidad, se van dando cuenta de que la casa se les queda pequeña y que ya hay necesidad de buscar algo mejor, Planean empezar a buscar alguna casa con miras a comprarla.

En noviembre de 1984, tenemos noticia de una casa. A medida que todos los miembros de la comunidad la visitaban, van quedando prendados de ella. Es grande y bella, muy adecuada para lo que se quiere. La única dificultad es el precio tan elevado. Por supuesto, se cuenta con muy poco dinero. Sin embargo, una fuerza interior los impulsa a ir hacia adelante. Parece locura a ojos humanos, pero en la oración, el Señor les hace sentir que den el paso en fe. Es de notar, como lo ponen a prueba a ver si es su voluntad y en dos horas consiguen la tercera parte del dinero. A través de donaciones de muchas personas, entre ellas, destacando la aportación de la “Fundación del Amor de Dios” y la del Señor Arzobispo, la casa es pagada a los seis meses de iniciada su compra. Después de innumerables dificultades legales por problemas anteriores a la compra de la casa, se llega al d��a 19 de Marzo del año 1985, en que se da inauguración a la Casa, situada en la Calle Paseo de los Locutores esquina Calle Emiliano Tardif (Antigua 7) en Santo Domingo. (Es de notar lo que la anterior dueña nos hace saber, que su esposo difunto había llamado al lugar “Estancia AgnusDei” y que por mucho tiempo, en la entrada, estaba marcada con un letrero con dicho nombre.)

La bendición estuvo a cargo del Señor Arzobispo Nicolás de Jesús López Rodríguez, siguiendo la Eucaristía concelebrada por nueve sacerdotes, entre ellos el Señor Párroco, el Padre Mustafa y una participación aproximada de 400 personas.

Adoración
Ese mismo día, los miembros almorzaron juntos con el Sr. Arzobispo y decidieron nombrar la casa como “Casa de la Anunciación”. Se decidió también, comenzar la adoración al Santísimo Sacramento expuesto durante 12 horas del día, desde las ocho de la mañana a las 12 de la noche, el día 25 de Marzo, fiesta de la Anunciación.

El Señor mismo, les había invitado a esta devoción cuando habló a María en Panamá el 13 de Junio de 1983, donde dijo, que la razón de la adoración perpetua “sea intercesión por las almas que necesitan conocerme y saber de mi amor eterno”, y “como un símbolo de la oración que hago ante mi Padre por todos aquellos que se acercan a pedirles ayuda. Yo, perpetuamente, junto al alma que levanta sus ojos hacia mí, en busca de consuelo y de amor”. Para hacerlo, el Sr. Arzobispo celebró una Eucarist��a y lo trasladó hasta la Capilla, comenzando así esta devoción tan importante para la vida de la Comunidad. Con gran sorpresa, pudimos ver la aceptación de las personas que se apresuraron a formar la guardia de adoración, que no dejaría solo al Señor durante las horas de adoración.

Laudes
Se comienza también a hacer los Laudes a partir de las 7:30 de la mañana, siendo el miércoles el día en que todos los miembros se reúnen a orar juntos y luego a desayunar antes de ir a sus respectivos trabajos.

Es de notar, que empezamos a rezar las Laudes con el Padre Andrés Dumas en La Romana. Él, casi en seguida, fue a comprar los libritos de las Laudes, y antes de marchar de la Romana, tuvimos unas 20 personas rezando laudes con nosotros, en la parroquia de San Pablo cada mañana. Continuamos esta práctica en el Hogar Paz, donde cada mañana vinieron unas personas – entre ellos, Zeneida- para rezar Laudes con nosotros.

1985
Durante la Semana Santa del 1985, la asistencia a la Adoración fue multitudinaria.

Fueron días de celebración especial durante Corpus Christi y el Día del Sagrado Corazón de Jesús, en que muchas personas vinieron a acompañar al Señor con cantos y oración. Es de notar, cómo el Señor confirmó su presencia sanando enfermos del alma y del cuerpo en estos días, así como en las diferentes Misas de Sanación que celebró el P. Emiliano, como también en la oración privada que se hizo por la gente día a día. Es también notable la participación de los miembros de la Comunidad en las charlas de Evangelizaci��n, siendo dadas en diferentes parroquias de la ciudad, con inmensos frutos para los asistentes, así como en la gente visitada casa por casa.

Para Pentecostés, se celebró el Primer Cursillo para Evangelizadores, en la Casa, con la asistencia de 30 personas, en su mayoría del interior del país. Este curso, fue clausurado por el Sr. Arzobispo.

Del 3-5 de Mayo, se celebró el tercer retiro de la Comunidad, dirigido por Monseñor De la Rosa, ayudándonos mucho en la reflexión sobre la vida comunitaria. El día 13 de Julio, se empezó a tocar la campana para anunciar a todos los de la Casa el rezo del Ángelus, con la finalidad, de que todos dejen sus trabajos y recen la salutación a la Santísima Virgen. En oración, habíamos recibido el que el Ángelus se rezara en reparación por tantos niños que son abortados cada día.

El día 15 de Julio, se tuvo una misa multitudinaria en la Casa, en la que se reunieron alrededor de 2,500 personas.

Por esos días, se comenzó la construcción de la casita para las monjas, contando con la donación de varias personas para comenzar los trabajos. Se nota con mucho agradecimiento, cómo va llegando el dinero para cubrir todas las necesidades como el caso de un militar, que don�� diez mil pesos. Entre los días 21-24, se celebró un curso para 40 Evangelizadores, dirigido por José Prado Flores, en el que participaron personas de todo el país.